Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

domingo, 24 de octubre de 2010

Tu Candor

Desde el fondo del océano
una fosa de negror
se levanta, se revuelca
sobre el agua, viendo el sol.



Ya no es fosa, ahora es isla
ya no es negra, su verdor
es floreado, con un toque
de la fauna derredor.



Desde el ras del mar azul
una isla de verdor
se levanta, se remonta
hacia el cielo, viendo al sol.



Ya no es isla, es montaña
ya no es verde, su blancor
es nevado, con un brillo
de aguanieve de color.



Desde el tope de los cielos
una cima de blancor
se levanta, se dispara
hacia el cosmos, viendo al sol.



Ya no es cima, es estrella
ya no es blanca, su fulgor
es candente, con un soplo
de matiz multicolor.



Desde lo alto, desde el cosmos
una estrella de fulgor
nos alegra, nos alumbra
calentando nuestro amor.



Cada noche en tus ojos
yo disfruto su esplendor
y la estrella ruboriza
transformándose en candor.

sábado, 23 de octubre de 2010

Aladino y Jazmín

Resurjo de mis cenizas
soplándome entre tus brisas
y levanto raudo el vuelo
y me voy hasta tu cielo
en alfombra voladora
o en moderna aspiradora.
Con tal de ser tu Aladino
mi verso con gusto afino.
Mi Jazmín enamorada
te cubro de polvo de hada
y volamos  por las lunas
que bañan las suaves dunas
de tu imponente presencia
y creamos nueva ciencia
con tu mágica escultura
que me llena de premura
por besar tu hermosa boca
que desvela y me provoca...

jueves, 16 de septiembre de 2010

De cómose hacen las liras

Si quieres hacer liras,
acepta con amor toda cadencia
que surge de las piras
que forjan la potencia
del ritmo y de la pausa y de su ciencia.

Recuerda que son siete
las sílabas del verso con que inicias;
y aunque mucho te apriete
la métrica que oficias
es bella cada estrofa que acaricias.

Logrado el primer verso,
con un endecasílabo lo sigues;
tras un afán perverso,
astuto lo persigues,
llegando al tercer verso tú prosigues.

Son siete nuevamente
las sílabas del cuarto y del tercero
y cierras ágilmente
la estrofa; cual torero,
con un endecasílabo postrero.

La rima es otra cosa
que vuelve pesadilla la estructura,
pero; luego es hermosa
la lira que figura
cual joya permanente en la cultura.

Primero con tercero
en rima consonante bien completa;
los otros tres los quiero
[también la misma meta]
sin esa monorrima que irrespeta.

Y habiéndolo alcanzado;
el canto de la estrofa que termina,
te sientes consagrado
y sabes se avecina
un enjambre de estrofas que alucina.